NOTICIAS

Cultivos de servicio: realizaron ensayos en 18 sitios y elaboraron claves de manejo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Publicado en Agrofy News

En el Congreso Aapresid 2021 diversos especialistas presentaron recomendaciones sobre el manejo de cultivos de servicio.

Desde Aapresid destacan que los cultivos de servicio son aliados por sus aportes al control de malezas, secuestro de Carbono, mejora de los suelos, fijación de Nitrógeno, aprovechamiento del agua y mejora de los rindes de los cultivos.

Este panel del Congreso Siempre Vivo Siempre Diverso se presentaron las claves de manejo para potenciar sus beneficios.

Manejo de cultivos de servicio

Andrés Madías, Coordinador Técnico del Sistema Chacras Aapresid, Programa que articula productores, técnicos, junto con la ciencia y las empresas para generar información conjunta en escenarios reales, fue coordinador del evento que presentó el manejo de los cultivos de servicio.

El especialista Gerardo Piñeiro, miembro de la Red de Cultivos de Servicio del Programa de Aapresid y referente del tema, expuso los principales resultados de las últimas dos campañas.

Los ensayos se hicieron en 18 sitios distribuidos en gran parte de la zona central y NEA. Se sembraron entre abril y junio y el quemado se realizó entre septiembre y noviembre, dependiendo del cultivo sucesor.

Ver también: Erosión y napas: la familia de productores que cambió el manejo y evitó «un desastre”

Los resultados de la inoculación de los cultivos de servicio, en el caso de las leguminosas, mostraron que la vicia inoculada rindió en promedio entre 600 kg/ha y 1000 kg/ha más que la sin inocular, principalmente en sitios con mayor agua útil a la siembra, ciclos más cortos del cultivo, y antecesor Gramínea. También se vio una mejora en el control de malezas.

Con respecto a la fertilización con Nitrógeno (50 kg N/ha) de los Cultivos de Servicio Gramíneas, pudieron observar aumentos en rendimiento de 1400 kg/ha (30 kg MS/kg N aplicado), aunque con variación entre sitios, con más impacto en zonas donde llovió más, con mayor contenido de Materia Orgánica del suelo y antecesor Gramínea.

Los ensayos con mezclas arrojaron una ventaja en cuanto a la producción de biomasa (20 % más de producción), dada por la sinergia y complementariedad de nichos cuando se siembran leguminosas y gramíneas juntas.

La inclusión de una crucífera en la mezcla L+G 75/25 no aportó diferencias en la biomasa del cultivos de servicio, control de malezas o consumo de agua. No obstante, el docente-investigador comentó que “incluir crucíferas puede aportar otros beneficios como descompactación del suelo” debido a su sistema radical pivotante.

En lo referido al consumo de agua, los cultivos se llevaron aproximadamente entre 50-70 mm. La diferencia la hace el “barbechito” posterior, tiempo que permite recargar de agua el lote alcanzando niveles incluso superiores a los de un barbecho largo.

Los rendimientos de los cultivos sucesores indicaron que sembrar cultivos de servicio Leguminosas mejora el rendimiento del maíz (hasta 3000 kg/ha en sus resultados 2019) en comparación con un cultivo sobre barbecho químico. Con la soja los resultados fueron más ambiguos, y no se pudo observar una tendencia marcada.

Desde el lado de la interacción de agua y nutrientes, los cultivos de servicio Leguminosas captaron más agua y aumentaron rindes del cereal. Por otra parte, en lugares con napa se observó más rendimiento con menores precipitaciones. En algunos cultivos de servicio Gramíneas, a pesar de la buena captura hídrica, se vieron menores rendimientos debido a la inmovilización del N.

El maíz sobre cultivos de servicio mezcla, resultó en menores rendimientos por mucho consumo de agua. En soja se registró mayor productividad con el uso de cultivos de servicio puros, que permitieron captar más agua.

El “Barbechito” -tiempo entre secado del cultivos de servicio y la siembra del sucesor- es fundamental para garantizar los mejores resultados. Explicó que para planificar su duración es importante definir el cultivo y la fecha de siembra del cultivo sucesor dentro de la rotación del sistema y, según la cantidad de lluvias esperadas y/o napa y tipo de suelo, estimar “cuánto tiempo precisamos para llenar ese suelo con agua”.

Luego hace falta considerar la relación C/N necesaria para que no haya inmovilización. “Si tengo poco tiempo voy con cultivos de servicio Leguminosas, y con tiempos más largos con Gramíneas”, aconsejó.

Por último, se establecerá la terminación del cultivos de servicio (herbicidas, rolado, etc) según el estado fenológico. Teniendo en cuenta todo lo anterior y los servicios ecosistémicos buscados se seleccionará la/s especies. “Cuanto antes sembremos el cultivos de servicio, mejor, para poder aprovechar el agua de otoño”. Serán importantes los monitoreos de agua en suelo durante el cultivos de servicio para definir si adelantar secado en caso de que se observen secos los 80 cm o metro de suelo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

CONSEJO ABIERTO DE PRODUCTORES

21 agosto 2021

Olavarría

CONSEJO ABIERTO DE PRODUCTORES

21 agosto 2021

Olavarría

CONSEJO ABIERTO DE PRODUCTORES

21 agosto 2021

Olavarría

CONSEJO ABIERTO DE PRODUCTORES

21 agosto 2021

Olavarría

CONSEJO ABIERTO DE PRODUCTORES

21 agosto 2021

Olavarría

CONSEJO ABIERTO DE PRODUCTORES

21 agosto 2021

Olavarría