NOTICIAS

“Hacen mucho daño”: los jabalíes golpearon con otro ataque en un campo y preocupa el exponencial crecimiento. LA NACION.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

En Pehuajó, en el noroeste bonaerense, afirman que cada vez hay una mayor presencia de estos animales que son de difícil control y rompen silobolsas

25 de junio de 202403:00

En 2022 un estudio alertó que este animal genera pérdidas por más de US$1300 millones en la Argentina
En 2022 un estudio alertó que este animal genera pérdidas por más de US$1300 millones en la Argentina FAO

El jabalí se ha convertido en uno de los mayores problemas para muchos productores agropecuarios debido a las significativas pérdidas que causan en los cultivos, especialmente en los campos de maíz. Esta especie ha avanzado y se la encuentra cada vez más en lugares donde antes su presencia era poco común o inexistente. Este fenómeno es notable en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo en el partido de Pehuajó donde los productores aseguran que desde hace una década su crecimiento fue exponencial.

Esto quedó en evidencia con las imágenes que un productor de la zona compartió en redes sociales de un silobolsa completamente roto por estos animales. Según contó el productor, que prefirió resguardar su nombre, en lo que va del año estos depredadores ya le han roto ocho bolsones.

CUOTA HILTON: SATISFACCIÓN EN LA INDUSTRIA FRIGORÍFICA EXPORTADORA SOBRE CÓMO SE REPARTIÓ EL MILLONARIO CUPO DE CARNE PARA EUROPA

En diálogo con LA NACION, el presidente de la Sociedad Rural local, Lucas Fernández Long, explicó que el problema se agravó hace aproximadamente una década, principalmente en el sur del partido, donde comenzaron a aparecer más jabalíes. “Hacen mucho daño a los sembrados de maíz, todas las noches hacen un dormidero, un círculo de 20 a 30 metros dónde tiran todas las plantas y hacen noche. Luego, al otro día, hacen otro y así sucesivamente”, describió.

Destacó la dificultad para controlar a estos animales ya que carecen de depredadores naturales y se requieren armas de gran calibre para cazarlos. “Es un problema porque para cazarlos se usan fusiles que son armas cuyas balas recorren unos dos kilómetros y es un riesgo enorme”, dijo.

Indicó que así el problema es que carecen de herramientas y mecanismos para combatirlos. Agregó que ahora se sumó otro problema que es la creciente población de pumas, principalmente en el norte de la región, como así también de carpinchos. “Los pumas se comen los terneros y los carpinchos producen accidentes de autos a la noche porque se encandilan y no se corren; cómo son grandes hacen volcar o despistarse a los autos”, señaló.

Así quedó un silobolsa atacado por jabalíes en Pehuajó
Así quedó un silobolsa atacado por jabalíes en Pehuajó

Esta situación fue planteada por un productor de la zona que contó a LA NACION que en lo que va del año los jabalíes ya le rompieron ocho bolsones. El productor estimó que en el campo hay al menos entre 40 y 60 de estos animales. “Todos están escondidos en los maíces tardíos que comenzaré a cosechar mañana. El problema es que se van desplazando; pasan del maíz tardío al trigo, luego a la soja en enero y así sucesivamenteEs muy difícil sacarlos. Así que tenemos que empezar a pensar qué hacer para convivir con ellos”, señaló.

El problema, indicó, es que por una cuestión logística no puede concentrar todos los silobolsas en un solo lugar. “Antes, como no teníamos este problema, donde necesitábamos hacíamos un bolsón; había silobolsas esparcidos por todo el campo. Pero ya con todos los que me rompieron vamos a tener que ver cómo hacemos”, expresó.

Los jabalíes

Los jabalíes, originalmente del norte de África, se dispersaron por Europa y Asia antes de ser introducidos en la Argentina en 1905 por Pedro Luro desde Francia a su finca en La Pampa con propósitos cinegéticos. La fuga y reproducción descontrolada de estos animales facilitó su adaptación como especie silvestre, cruzándose con cerdos domésticos para convertirse en cerdos cimarrones.

Estos animales, según el Senasa, pueden ser vectores importantes de enfermedades como la peste porcina africana y clásica, amenazando la industria porcina. A pesar de que el país se mantiene libre de la peste porcina africana, la presencia de jabalíes y cerdos cimarrones sigue siendo un riesgo debido a su susceptibilidad a otras enfermedades como la fiebre aftosa, además de ser considerados una de las especies exóticas invasoras con mayor impacto negativo en el ecosistema y la economía local.

Otro ataque en un campo. Archivo
Otro ataque en un campo. Archivo

En rigor, los números sobre los daños económicos que produce el jabalí por año en la Argentina son preocupantes y hablan por sí solos. En detalle, esta especie exótica causa una pérdida económica de US$1380 millones, según alertó un proyecto realizado por el exMinisterio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El estudio en cuestión, llamado “Fortalecimiento de la Gobernanza para la Protección de la Biodiversidad mediante la Formulación e Implementación de la Estrategia Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras”, fue publicado en 2022 y dio ese dato contundente.

LA NACION

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

59° EXPOSICION RURAL

29 agosto 2024

Coronel Dorrego

Exposición y Jornada a campo NAREDO INviTA 2024

11 abril 2024

Guaminí

127º Exposición Nacional de Agricultura, Ganadería, Granja, Industria, Comercio y Artesanía

3 octubre 2024

Nueve de Julio

EXPOSICIÓN Y REMATE ESPECIAL DE TERNEROS DE DESTETE

13 marzo 2024

Ayacucho

Segunda EXPOSICIÓN DINÁMICA

19 abril 2024

Santa Rosa

25° CONCURSO Y REMATE DE TERNEROS DE DESTETE

1 marzo 2024

MAR CHIQUITA